España no puede seguir igual!

Artículo de Roger Font 

España sigue igual, sigue igual con su modelo económico antiguo, casposo, y retrógrado. Un modelo que prima el pelotazo, el no-esfuerzo, no innovación, la deuda pública, y el no ahorro.

Señores, bienvenidos al siglo XXI, las cosas ya no van así, así no son los grandes países del mundo, así no vamos bien.

Los países son fuertes por la capacidad de sus empresas, por la capacidad de sus empresas de crear productos que gusten y aporten soluciones a los consumidores, tanto en el mercado local como el internacional. Nuestros productos son todo lo que somos y todo lo que sabemos.

Para ello los países deben invertir en educación, fomentar la creatividad, invertir en los mejores profesores en las universidades, tener los mejores equipamientos en sus institutos y en sus universidades, enviar sus estudiantes al extranjero a ver el mundo. Fomentar la competencia sana, la imparcialidad, el esfuerzo, la emprendedora, la excelencia, la música, el arte,….

Sólo así podemos cambiar nuestro modelo productivo, hacer que nuestras empresas vendan más en el extranjero, poder reducirles los impuestos para que puedan invertir en sus negocios y crear más recursos para ayudar a crear más oportunidades. Y olvidarnos de los pelotazos, la especulación y el tocho.

Da mucha pena porque España tiene un nivel muy alto de sus profesionales, médicos, arquitectos, ingenieros, somos muy apañaos, muy completos…. Sin embargo hay un gobierno en contra para que estos profesionales puedan explotar su potencial dentro del país, o están en paro, o deben emigrar o no pueden crear sus empresas.

Y lo peor de todo, peor que el modelo antiguo especulativo, esta la deuda pública, esta gran adicción de los políticos españoles a la deuda pública, a financiar los pelotazos y falso crecimiento con deuda pública, a sacrificar el futuro de la economía, a priorizar el corto plazo al largo plazo, mangonear un poquito con el dinero,…

La deuda pública no puede seguir creciendo. Los políticos españoles son los últimos en enterarse que en periodos de crisis se debe reducir la deuda , que no es sostenible financiar pelotazos y negocietes con deuda pública, ni las Fuertes inversiones en infraestructuras o drones de última generación…

España debe cambiar radicalmente, hasta un ciego ve que no vamos bien:

  1. Menos población en España
  2. Menos empresas
  3. Menos población activa
  4. Menos jóvenes con trabajo o trabajo más precario
  5. Más jubilados
  6. Más deuda Pública
  7. Crecimiento estancado financiado con deuda…

Fácil ver que las reformas son de urgente necesidad y el cambio de chip también.

Así que vamos a ver qué hacen nuestros políticos. Sin embargo, lo mejor que le puede pasar a España es que Cataluña se independice, de esta forma se verá forzada a cambiar y a construir un país digno de los españoles, no este coto privado del PP-PSOE que tenemos ahora.

Compartir